Comunicación on line·Redes Sociales

10 cosas que jamás debes compartir en tus redes sociales

Cuando se produjo el boom de las redes sociales a todos nos invadió un sentimiento de querer compartir nuestra vida y nuestras intimidades con todo el mundo. Es como si fuera una jornada de puertas abiertas on line en nuestra vida. Desde qué desayunábamos, hasta cuándo salíamos a correr o hacia el trabajo. Casos recientes, como el del homicidio de la bloguera de la que su asesino había estudiado sus rutinas para poder abordarla, nos hacen reflexionar sobre nuestra seguridad y sobre qué compartimos y con quiénes.

internet-1676139_960_720
Cuidar de tu seguridad debe ser una prioridad cuando uses las redes sociales

Los jóvenes escuchan con frecuencia en charlas y tutorías la misma cantinela: tienen que tener cuidado con lo que comparten. Los adultos, sin embargo, somos más propensos a creer que sabemos más que nadie, o cometemos descuidos que dejan entrever más de lo que quisiéramos. Por eso, nunca está de más recordar cuáles son esas pequeñas cosas que JAMÁS debemos compartir en nuestras redes, bajo ningún concepto. Ojo, y en estas redes incluyo también las aplicaciones de mensajería, tipo Whastapp o Telegram, que son menos inocentes de lo que parece a simple vista.

1.- El correo electrónico

Si alguien quiere ponerse en contacto personalmente contigo, te lo dirá por privado. No publiques tu email porque puede ser utilizado por empresas para inundarte de correos basura, e incluso virus o troyanos.

2.- Tu número de teléfono

Bueno, parece obvio, ¿verdad? Pues hay quien no lo tiene en cuenta. Si eres un profesional o tienes una empresa, y deseas que tus clientes se pongan en contacto contigo, utiliza una línea para dicha empresa. Nunca la personal. Y no está de más que compruebes si la página donde te piden dicho teléfono cuenta con una cláusula de protección de tus datos personales, o tiene conexión segura (Https://). ¿Te acuerdas de lo que pasó con Paula Vázquez? Vale, tú no eres famoso, pero no te arriesgues a tener que estar contestando llamadas de gente ociosa a altas horas de la madrugada.

3.- Tu ubicación

Desactiva el GPS de tu móvil, o al menos no pulses el icono de la ubicación en las redes sociales. ¡Le estás diciendo a todo el mundo dónde te encuentras en ese momento! Si estás de viaje, por ejemplo, posibles ladrones sabrán que tu vivienda está vacía. Les estás dando carta blanca.

4.- Tus planes

Al hilo de lo anterior, no difundas cuándo vas a estar fuera, si no quieres ver tu casa desmantelada a la vuelta. Aunque parezca increíble, hay gente que se dedica a merodear por los perfiles de Facebook, Twitter o Instagram para ver si algún incauto les está diciendo cuál vivienda quedará vacía y cuándo.

5.- Fotos de menores

Sabemos lo feliz que eres con tus hijos, lo que te gusta como madre/padre presumir de ellos. No lo hagas en Internet. Mucha gente cree erróneamente que no pasa nada por subir una fotografía de su niño a Facebook para que todo el mundo vea lo guapo que es, pero esto puede ser un peligro para la integridad física y moral del niño. No sabes dónde puede acabar esa fotografía, o con qué fin. Si quieres mostrar a todo el mundo una imagen de tu hijo, lamentamos decirte que lo más seguro es hacerlo a la antigua usanza: tirando de fotografía impresa. Esto sirve también para el Whatsapp, plagados de fotos de perfil del usuario con sus retoños, o de los retoños solos: esas fotos las ven solo tus contactos, sí, pero recuerda que ellos las pueden descargar y enviarlas o hacer con ellas lo que quieran; nunca sabrás qué habrá sido de aquella imagen que tan inocentemente pusiste en el circulito de Whastapp enseñando a tus nenes en la playa.

6.- Fotos comprometidas

Todos hemos salido de fiesta y terminamos haciendo lo que muchos llaman “fotos chorras”. Para divertirse está bien, pero ¡no las compartas! Ten en cuenta que muchas empresas vigilan los perfiles de sus trabajadores, o incluso de posibles candidatos a un puesto de trabajo. Antes de compartir, piensa: ¿realmente esa es la imagen que quieres dar?

7.- Fotos de otros

Todavía hoy hay muchos alérgicos a las redes sociales. Gente a la que no le gustan, o no le ven utilidad. Y mucho menos quieren ver su cara en ellas. Respétalo: no a todo el mundo le gusta exponerse de cualquier manera. Pregunta antes de subir cualquier imagen en la que aparezca más gente que tú.

8.- Quejas de tu trabajo

Nunca sabes quién puede leerte: no te arriesgues. Si tienes algún problema, házselo llegar a tus jefes, pero no lo hagas público. Si no, serás una especie de chivato digital. ¿Qué pretendes conseguir con ello? Quizá hasta puedas quedarte sin trabajo …

9.- Conversaciones personales

Pantallazos, capturas de WhatsApp … Todo eso sólo le interesa a las dos personas que mantienen esa charla (o a más, si hablamos en un grupo). Lo público es público. Lo privado es privado. Fácil, ¿verdad? ¡Cuánto daño han hecho los mensajes de Rajoy a Bárcenas, que ahora todos nos creemos investigadores de El Mundo!

10.- Documentos privados

Ya te he hablado antes del caso de Paula Vázquez. Ojo con mostrar papeles confidenciales que puedan comprometer tu seguridad. Si, por el motivo que sea, no te queda más remedio que enseñarlos como prueba de algo, tapa o borra  lo más privado: el número de la tarjeta de crédito, de teléfono, tu dirección, una cuenta de correo, etc.

Anuncios

2 comentarios sobre “10 cosas que jamás debes compartir en tus redes sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s